Otras formas de vida marina

Nuestro conocimiento del cosmos es, en muchos sentidos, mayor del que tenemos sobre las profundidades del océano terrestre. Para las criaturas que habitan esos misteriosos parajes, la búsqueda de alimento y escapar de sus depredadores representan una lucha constante. Al igual que con el resto de los animales, solo los mejor adaptados logran sobrevivir y transmitir sus genes a la siguiente generación. Sin embargo, existe un animal con el poder y la tecnología para trastornar todas las reglas naturales: el ser humano. Esta posición tan privilegiada que ocupamos nos da la posibilidad de mejorar la diversidad para el disfrute de las generaciones futuras o ponerla en peligro en nombre del beneficio a corto plazo y de la indulgencia. Cuando se empieza a contemplar a estas magníficas criaturas como seres singulares, su valor intrínseco se hace evidente, independientemente del valor que tengan para los seres humanos.

Los crustáceos (langostas, cangrejos, camarones)

Los invertebrados, animales sin médula espinal ósea y que en conjunto representan más del 95% de todas las especies animales del planeta [1], dominan ampliamente los océanos terrestres. Los crustáceos se encuentran entre los invertebrados más altamente especializados. Sus cuerpos articulados les confieren gran amplitud de movimiento a pesar de la rigidez de su exoesqueleto. Para poder crecer, los crustáceos deben mudar su armadura continuamente. En los días subsiguientes a la muda, su “piel” se vuelve sumamente suave y flexible lo que les permite crecer rápidamente. Durante este periodo son también extremadamente vulnerables a los depredadores y pasan la mayor parte de su tiempo escondiéndose. La muda es un proceso que domina la vida de la vasta mayoría de los crustáceos pues mientras se recuperan de la anterior ya se preparan para la siguiente.

lobsters_smallLos colores de las langostas, los cangrejos y los camarones varían ampliamente, desde la transparencia total a los rojos y azules brillantes. Al igual que para la mayoría de los otros animales, el color es un aspecto importante de su mundo. La exhibición de colores es fundamental para estas criaturas, ya sea a la hora de cortejar a una posible pareja, para camuflarse y pasar desapercibidos a sus depredadores o para mostrar agresividad.[2] Algunos cangrejos, como el cangrejo ermitaño, se valen de conchas u otros objetos para camuflarse. Esto les sirve con el doble propósito de esconderse de sus depredadores y a la vez acechar furtivamente a sus presas.

Los moluscos (pulpos, calamares, vieiras, almejas, ostras)

Los moluscos también son invertebrados y su registro fósil se remonta a más de 550 millones de años en el pasado. Su hábitat marino es muy amplio y abarca desde las zonas intermareales poco profundas a las absolutas tinieblas del piso oceánico. Los moluscos han desarrollado muchas estrategias evolutivas para garantizar su sobrevivencia. Los pulpos y los calamares utilizan la propulsión a chorro para desplazarse en al agua a velocidades de hasta 32 km/h (20 mph). Las vieiras, las almejas y las ostras envuelven sus frágiles cuerpos en una concha duradera.

Aunque la inteligencia no es un factor relevante cuando se trata de valorar la vida de un animal, resulta interesante el hecho de que los pulpos y los calamares tienen un cerebro muy grande en relación con el tamaño de su cuerpo. Debido a eso, los sentidos de la vista, el olfato y al tacto de estos animales son excepcionales. En conjunto, estos sentidos los convierten en cazadores sin igual en el mundo marino. Aunque tienen pocos depredadores a los que temer, aquellos que los acechan son más rápidos y más ágiles. Para evitar convertirse en presa, los pulpos y los calamares expulsan una tinta negra desde una cavidad presurizada que deja una nube densa tras ellos. Esta confunde al depredador el tiempo suficiente para que el pulpo o el calamar puedan escapar.

A pesar de que las vieiras, las almejas y las ostras carecen de una cabeza verdadera, estas criaturas son muy sensibles a su ambiente. Las vieiras utilizan sus ojos para detectar a posibles depredadores, en tanto que las almejas buscan activamente ambientes ricos en oxígeno y en partículas de alimento. Al igual que los crustáceos, muchas de las especies de moluscos son hermafroditas. Esto significa que son capaces de cambiar de sexo cuando les resulte beneficioso hacerlo. No hay mejor manera de garantizar la prosperidad de una especie.

La indiferencia de los humanos a la vida marina

La escala a la que se extraen crustáceos y moluscos de los océanos del mundo es impactante. Nadie sabe realmente a cuántos de estos animales se mata cada día o cada año para servir de alimento a los humanos ya que su extracción se mide en toneladas métricas y no por el número de individuos. Lo que sí sabemos es que sus poblaciones permanecen en flujo constante. Se los caza directamente de forma masiva o se convierten en capturas incidentales de la industria pesquera. En muchos casos, esto afecta severamente a los animales marinos que dependen de estos invertebrados como su principal fuente de alimento. Estos animales pueden quedarse con poco o ningún alimento en un plazo de tiempo relativamente corto. Las alternativas que les quedan a criaturas como estas que se han especializado en cazar presas muy especificas a lo largo de millones de años de evolución, son muy pocas. Nos queda aún por averiguar cuál es el efecto agravante de este trastorno causado por los humanos. A pesar de que no comprendemos a cabalidad las repercusiones de nuestras acciones, continuamos diezmando a estas poblaciones y afirmamos que lo hacemos de una forma “sostenible”. La realidad es que no hay manera de utilizar una práctica sostenible si no se comprenden las complejidades del ecosistema que se pretende explotar.

Las discusiones científicas sobre la percepción del dolor en los invertebrados son complicadas y a menudo contradictorias. Lo que es indisputable es que la mayoría de los invertebrados tiene un sistema nervioso complejo y muestra muchos de los comportamientos tradicionales asociados con la evasión del dolor y el miedo.

Tras ser extraídos de las aguas, se los suele dejar durante horas o días en las cubiertas de los barcos. Se los apila, amontona y arroja sin consideración de su bienestar en un ambiente cuya apariencia, olores y sensaciones les son desconocidos. Una vez que han sido desembarcados en tierra, sufren una muerte lenta tras ser empacados en hielo o los llevan a las tiendas y restaurantes donde les dan muerte. No existe una manera “humanitaria” de matar a un animal, y estos invertebrados no constituyen la excepción. Los métodos más comunes de matar a las langostas y a los cangrejos son la decapitación, el desmembramiento y la cocción mientras aún están vivos.

Cuando ordene comida en un restaurante o haga compras en una tienda de comestibles recuerde que estos animales tienen un interés en evitar el dolor y el sufrimiento y que tal interés ha sido ignorado por una preferencia humana. En los océanos viven en armonía con sus depredadores obligados y con sus presas. Sin embargo, su carne no basta para sostener a una población humana fuera de control. Si realmente queremos vivir en este planeta dentro de nuestras posibilidades, es preciso que cambiemos radicalmente el papel que desempeñamos en la cadena alimentaria adoptando un estilo de vida vegano.

“No le corresponde al hombre juzgar a los animales. En un mundo más antiguo y más complejo que el nuestro, ellos se mueven, plenos y completos, dotados con extensiones de los sentidos que nosotros hemos perdido o que jamás logramos alcanzar, guiados por voces que jamás escucharemos. Ellos no son hermanos, no son subordinados; ellos son otras naciones, atrapados con nosotros en la red de la vida y el tiempo, compañeros y también prisioneros del esplendor y sinsabores de la tierra”. [3] – Henry Beston

Referencias:

[1] Retrieved 9/4/17 from http://www.newworldencyclopedia.org/entry/Vertebrate

[2] Retrieved 2/19/10 from http://www.bio.tamu.edu/FACMENU/FACULTY/WickstenM.htm

[3] Beston, Henry. The Outermost House. New York: Henry Holt and Company, 1928.

(English) (English)

Upcoming Events

<< Dic 2017 >>
lmmjvsd
27 28 29 30 1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

See all events

(English) Take our chocolate list with you

(English) Food Empowerment Project's Chocolate List is available as a free app for your smart phone (or see our chocolate list webpage).

Take a moment to download the app:

Get it on Google Play Download_on_the_App_Store_Badge_US-UK_135x40_0824