Gallinas criadas para la industria del huevo

En su ambiente natural, las gallinas usan la mayor parte de su tiempo y energía en preparar sus nidos. Como sucede con la mayoría de los animales, sus vidas giran alrededor de sus crías. Para que los huevos se formen y desarrollen adecuadamente es preciso que las gallinas almacenen cantidades considerables de nutrimentos. Para ello deben consumir una dieta que incluya gran variedad de plantas e insectos. Esto garantiza el buen crecimiento de los huevos y su riqueza nutricional.

Una vez que una gallina ha encontrado un lugar ideal para su nido, comienza a escarbar la tierra para crear un área un poco profunda, y luego recolecta una mezcla de pasto, ramas y plumas. Las gallinas arreglan cuidadosamente estos materiales para crear un refugio seguro para sus huevos. Cuando está lista para ponerlos, la gallina comienza a sentirse nerviosa y es entonces que busca la seguridad y la tranquilidad de su nido. Allí van apareciendo los huevos de uno en uno a lo largo de varios días. Categorizadas como “ponedoras indeterminadas”, las gallinas continuarán poniendo hasta que su nido esté lleno con entre doce a catorce huevos, por lo general. A la etapa en la que se depositan los huevos le sigue el periodo de incubación. En las semanas siguientes, la gallina debe mantener los huevos a una temperatura y humedad constantes para asegurar su desarrollo adecuado. Durante este periodo, las gallinas casi no dejan su nido.

El embrión se desarrolla de manera estable nutrido por la yema que lo rodea dentro del huevo. La gallina usa su pico periódicamente para cambiar los huevos de posición. Cuando los pollitos están listos para salir, la gallina puede escucharlos a través del cascarón. Para romper el cascarón, los pollitos usan el “diente de huevo”; una pequeña protuberancia que se encuentra cerca de la punta de la parte superior del pico y que también está presente en otras aves y reptiles.

hen_babies

Cuando todos los pollitos han salido del cascarón, la gallina los guía a beber agua por primera vez. En esta etapa tan vulnerable, les enseña cómo buscar alimento y los defiende de los depredadores. En las siguientes semanas, la gallina cuida y protege incondicionalmente a sus polluelos, y está pendiente de cada una de sus necesidades.

El ciclo reproductivo se repite de dos a tres veces por año.

En las granjas avícolas industriales, las gallinas sufren condiciones de vida peores que las de cualquier otro animal de granja. Al permanecer en extremo confinamiento y al ser incapaces de expresar ningún comportamiento natural, las gallinas sufren cada día bajo condiciones de vida que ningún ser viviente debe padecer. El modelo de negocios de esta industria se basa en lograr altos volúmenes de producción, y el implacable objetivo de minimizar los gastos y maximizar las ganancias.

A la edad de 18 semanas, se coloca a las gallinas en lo que se conoce como “jaulas en batería”. En cada jaula colocan de cinco a 10 gallinas, lo que deja un espacio de apenas 67 pulgadas cuadradas (0.04 m2) a cada una de ellas; es decir, el área de una almohadilla de ratón de computadora.[1]. Cerca del 95% de las gallinas de la industria del huevo en los Estados Unidos vive en bajo estas condiciones hasta que se les da muerte cuando alcanzan los 18 a 24 meses de edad. Al ser incapaces de bañarse en polvo, cuidar sus plumas, moverse o tan siquiera estirar sus alas, las gallinas están en un estado de estrés físico y sicológico constante.

sad_hens1

Un solo cobertizo pueden albergar hasta 100,000 gallinas en jaulas que se apilan unas sobre otras[2]. El aire está contaminado con el polvo fecal que se produce por la acumulación masiva de excrementos a lo largo de los meses, y del insoportable olor a amoniaco. Para mantener los costos de operación al mínimo, las instalaciones se diseñan de modo que estas requieran poco o ningún mantenimiento. Los trabajadores rara vez entran al área dado que la alimentación, la hidratación y la recolección de los huevos son procedimientos totalmente automatizados. Lo que consume más tiempo es remover el 14% de las gallinas que mueren en el proceso.[3]

En estas condiciones extremas y antinaturales, las gallinas pueden llegar a arrancarse sus propias plumas y a atacarse agresivamente unas a otras. En lugar de darles suficiente espacio, lo que hacen es cortarles una porción significativa de su pico con una cuchilla caliente tan pronto como salen del cascarón. Este procedimiento se realiza sin el uso de anestésicos.

Cuando la gallina está lista para poner un huevo, trata con mucho esfuerzo alcanzar una esquina de la jaula. Sus instintos le indican que debe encontrar un sitio seguro pero no encuentra un lugar donde refugiarse. La gallina no tiene otra opción más que poner su huevo a corta distancia de las otras gallinas.

En contraste con los 10 a 15 huevos anuales puestos por el gallo bankiva, el presunto ancestro de la actual gallina doméstica, las gallinas en granjas industriales han sido manipuladas para poner mas de 300 huevos anuales [4,5]. El calcio necesario para generar este volumen de huevos deja sus huesos extremadamente frágiles y propensos a romperse. Además, las patas, las alas y la cabeza de las gallinas se enredan con los alambres de las jaulas, lo que causa que las gallinas se pisen unas a otras. En cualquier momento se pueden escuchar miles de gallinas emitiendo sonidos de angustia.

Después de 18 a 24 meses, el índice de producción de huevos de las gallinas comienza a reducirse y es entonces cuando son enviadas al matadero.

hens_transport

El transporte de las gallinas hacia el matadero es un evento extremadamente traumático. Antes de subirlas a los camiones, deben reunirlas. Los trabajadores se distribuyen por el cobertizo y van sacando de sus jaulas por la fuerza a las agotadas gallinas. En el proceso, muchas de las gallinas sufren fracturas en sus alas y sus patas. Posteriormente se las coloca en carretas de transporte que luego se apilan en los camiones. El ambiente, los olores y los sonidos desconocidos para las aves, sumados al movimiento, les causan gran estrés durante su transporte.

La legislación vigente permite a los transportistas viajar hasta 28 horas seguidas sin descansos. Estas 28 horas pueden extenderse a 36 con tan solo presentar una solicitud por escrito. [6] Durante todo ese tiempo las gallinas están privadas de agua y alimentos. Muchas de ellas no sobreviven al viaje.

Cuando las gallinas llegan al matadero, las jaulas se descargan y se colocan sobra bandas transportadoras. Las gallinas se sacan de las jaulas de una en una y se las cuelga de las patas en los ganchos de un riel transportador. Conforme avanzan hacia un baño de agua electrificado, diseñado para aturdirlas antes de matarlas, los gallinas, colgadas de cabeza, luchan por liberarse.

En muchas granjas industrializadas el procesamiento se hace tan rápido que muchas de las gallinas no quedan lo suficientemente aturdidas al pasar por el baño electrificado. En la siguiente estación, unas cuchillas automatizadas les cortan el cuello conforme pasan para que se desangren lentamente hasta morir. De nuevo, debido a lo rápido del proceso, muchas de las aves no mueren desangradas antes de llegar a la próxima estación. El destino de esas gallinas es el peor de todos ya que en esa estación se las escalda en agua hirviente para remover las plumas. Los científicos que estudian a las aves de corral confirman que cuando los pollos no se desangran hasta morir, pueden recobrar la conciencia antes de ser sumergidas en el tanque de escaldado. En estos casos, las gallinas son hervidas en vida [7]. Una vez sin plumas, una serie de máquinas evisceradoras remueven la cabeza, las patas y los órganos internos.

Mientras algunas de las gallinas mueren en los mismos mataderos donde se lleva a los pollos criados para carne, la industria no está satisfecha con las ganancias que obtiene. En lugar de transportar y masacrar a estas gallinas para solo obtener una libra de “carne”, la industria está adoptando el esquema de “eliminación” en el mismo sitio. Los métodos de “eliminación” actuales incluyen matar a las gallinas con CO2 y convertirlas en compost, romperles el cuello (dislocación cervical) o triturarlas vivas (maceración) [8, 9]. En algunos casos, las gallinas que se arrojan en las pilas de compost todavía están vivas y tratan de liberarse ellas mismas.

Algunas granjas industriales obligan a las gallinas a sufrir un último ciclo de producción de huevos antes de deshacerse de ellas. En un proceso conocido como “muda forzada” (forced molting), se deja de alimentar a las aves por cerca de 14 días. Debido al estrés que esto les causa, las gallinas pierdan casi todas sus plumas, lo que estimula un corto y prolífico periodo de producción de huevos. La técnica más reciente de muda forzada utiliza alimentos con baja o nula cantidad de nutrimentos en lugar de retirarlos totalmente.

Mientras las gallinas sufren durante muchos meses en estas granjas industriales, los pollitos machos tienen una vida muy breve pero igualmente perturbadora. Al ser incapaces de poner huevos y al no ser de una raza adecuada para la producción de carne, estos pollitos son masacrados en los criaderos con tan solo un día de nacidos. En los Estados Unidos se trituran vivos a 200 millones de pollitos todos los años para convertirlos en fertilizante, o se los arroja vivos en grandes contenedores de basura donde mueren sofocados.

Estas trágicas condiciones son reales y ocurren todos los días en las granjas avícolas industrializadas de todo el país. En las prácticas normales de esta industria no se muestra ninguna consideración por la salud física o mental de estos animales. Las gallinas, al igual que las demás aves criadas en granjas industriales, no están protegidas por la Ley de Bienestar Animal o la Ley Federal del Sacrificio Humanitario de Animales (Humane Slaughter Act).

Las gallinas criadas en las granjas industriales tienen vidas totalmente diferentes a las de las gallinas que se encuentran en su hábitat natural. Las gallinas de las granjas nunca escarban el suelo ni pisan la hierba, no construyen un nido o tan siquiera pueden estirar sus alas. La industria del huevo no muestra ningún interés en mejorar voluntariamente sus prácticas intrínsicamente inhumanas.

Es decisión de los consumidores rechazar todo este sufrimiento innecesario y promover un futuro más sensato y sustentable al adoptar un estilo de vida vegano.

Referencias:

[1] United Egg Producers.(2008) Animal Husbandry Guidelines for U.S. Egg Laying Flocks. 2008 Edition.

[2] O’Connor, A. M., Auvermann, B., Bickett-Weddle, D., Kirkhorn, S., Sargeant, J. M., Ramirez, A., & Essen, S. G. (10, March 10). The Association between Proximity to Animal Feeding
Operations and Community Health: A Systematic Review. Retrieved August 01, 2017, from http://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371%2Fjournal.pone.0009530

[3] Carter, T. A., Anderson, K. E., Arends, J., Barker, J. C., Bunton, K., & Wineland, M. J. (2007). Composting Poultry Mortality. Retrieved August 01, 2017, from https://www.ces.ncsu.edu/depts/poulsci/tech_manuals/composting_poultry_mortality.html

[4] Romanov, M. N., & Weigand, S. (2001). Analysis of Genetic Relationships Between Various Populations of Domestic and Jungle Fowl Using Microsatellite Markers. Poultry Science, 80(8), 1057-1063. Retrieved August 1, 2017, from https://core.ac.uk/download/pdf/18531515.pdf.

[5]  USDA. (2017, February). Chickens and Eggs 2016 Summary. Publication No. ISSN: 1948-9056. N.p.: United States Department of Agriculture. Retrieved August 1, 2017, from http://usda.mannlib.cornell.edu/usda/current/ChickEgg/ChickEgg-02-27-2017.pdf

[6] Cornell Law School. LII/Legal Information Institute (n.d.). 49 U.S. Code § 80502 – Transportation of animals. Retrieved August 01, 2017, from https://www.law.cornell.edu/uscode/text/49/80502

[7] Bilgili, S. F., 1999. Recent advances in electrical stunning. Poultry Sci. 78:282-286. citing Fletcher, 1993.

[8] Webster, A.B. and Fletcher, D.L. 1996. Humane on-farm killing of spent hens. J. Appl. Poult. Res. 5:191-200.

[9] Newberry, R.C., Webster, A.B., Lewis, N.J., and Arnam, C.V. 1996. Management of spent hens. Proc. Symp. Farm Animal Welfare in Canada. Lennoxville, Quebec, Canada.

(English) (English)

Upcoming Events

<< Nov 2017 >>
lmmjvsd
30 31 1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 1 2 3

See all events

(English) Take our chocolate list with you

(English) Food Empowerment Project's Chocolate List is available as a free app for your smart phone (or see our chocolate list webpage).

Take a moment to download the app:

Get it on Google Play Download_on_the_App_Store_Badge_US-UK_135x40_0824