La exportación el modelo de las granjas de cría intensiva

La expansión global de la producción industrializada de carne

Resulta ya bastante aterrador enterarse de que la población de la Tierra casi se ha triplicado desde 1950,[1] pero es aún peor el hecho de que nuestra especie consume en la actualidad más de cinco veces la cantidad de carne que consumía entonces.[2] Hoy día se matan cada año más de 50 mil millones de animales terrestres en todo el mundo para servir de alimento[3], y se calcula que esa cifra se habrá duplicado para 2050.[4] La población de los países grandes en rápido desarrollo experimenta un alza en sus ingresos, lo cual está impulsando gran cambio en los patrones dietéticos globales ya que esas sociedades se esfuerzan por imitar los hábitos alimentarios de occidente. La cría intensiva de animales ha infligido un daño y una crueldad incalculables a los animales, al ambiente y a las personas a través de las técnicas que han posibilitado la producción masiva de carne, productos lácteos y huevos. ¿Por qué, entonces, querrían estos países seguir la misma senda?

La principal razón para ello es que algunas compañías agroindustriales multinacionales prevén obtener grandes ganancias al extender sus operaciones hacia los mercados emergentes en gran parte aún sin explotar. Dichas multinacionales ya han saturado al mundo occidental con sus productos,[5] así que, con el fin de mantener su dominio financiero, deben penetrar en países con una creciente demanda de carne y productos de origen animal, una legislación ambiental y del bienestar animal permisiva, y el aliciente de una mano de obra barata.[6]Así, por ejemplo, gigantes tradicionales de la agroindustria penetran cada vez más en los países asiáticos y en los del Sur Global, donde amenazan con reemplazar a las prácticas agrarias tradicionales y causar los mismos estragos que han provocado aquí en los Estados Unidos.

Una breve mirada al pasado nos ofrece una visión escalofriante del futuro de los alimentos en nuestro planeta. Tomemos por ejemplo el precedente creado por Tyson Foods, el mayor productor mundial de carne;[7] compañía que básicamente inventó el sistema de integración vertical a finales de los años 40, y que ahora sirve de modelo para la producción industrializada de animales. El principio fundamental en el que se basa la integración vertical es el de que exista una única entidad corporativa que posea y controle todos los aspectos de la producción de carne; desde las plantas de concentrados para animales a las plantas de incubación y los mataderos, de modo que los finqueros solo se dediquen a la crianza de los animales bajo contrato con la compañía y precios reducidos. Este sistema de control total se ha convertido en el estándar de la industria del pollo en el país, y está siendo adoptado cada vez más en la producción de vacas y cerdos.[8]

El sistema de integración vertical se introdujo hace seis décadas, y desde entonces su eficiencia económica ha permitido que en la actualidad solo cuatro grandes compañías procesen más de la mitad de los pollos, el 80% de las vacas y el 60% de los cerdos que se consumen en los Estados Unidos.[9] Este mismo modelo empresarial está posibilitando que actualmente estas mismas pocas grandes compañías extiendan sus negocios al mercado de consumo de las sociedades en desarrollo. Si examinamos las recientes actividades comerciales de las grandes empresas agroindustriales en algunos de esos países, podremos comenzar a comprender lo que esto significa para los animales, el ambiente y las personas de otras partes del mundo.

América del Sur: En 2008 Tyson adquirió dos compañías avícolas brasileñas en su totalidad, y una participación del 70% en otra, con la idea de utilizar estas adquisiciones como trampolín para exportar pollo al resto del mundo. El hecho de que Brasil sea un importante productor de carne de res significa que el país cuenta ya con una amplia red de plantaciones bien establecidas, que incluyen enormes extensiones de tierras de pastoreo, lo cual redunda en que la transición a un sistema intensivo de producción de carne de pollo encaje de forma natural en los planes de adquisición de Tyson.[10]

Al igual que la producción de carne de pollo aumenta rápidamente en Brasil, la producción de carne de res también lo hace en Argentina, en donde los ganaderos ya crían cerca de cinco millones de cabezas de ganado al año en lotes de engorde.[11] Argentina solía ser el principal abastecedor mundial del mercado de la carne de res, que provenía de ganados alimentados en pasturas. Sin embargo, Argentina se unió pronto a la tendencia seguida por otros países de todo el mundo que utilizan los métodos de la cría intensiva de animales que servirán de alimento. La crianza de animales en pasturas no solo requiere de más tiempo hasta que los animales puedan ser llevados al matadero sino que también requiere de más tierras. Debido a la creciente escases de tierras de pastoreo en Argentina, son más los ganaderos que han abandonado la cría de ganado y se han dedicado a la producción de pienso para animales, un negocio que les ofrece una mayor estabilidad financiera. Esto ha propiciado un aumento en el número de animales a los que se alimenta con granos de alto contenido proteico en corrales de engorde con una alta densidad de animales. Los argentinos son los mayores consumidores de carne de res per cápita en todo el mundo, por lo cual, el gobierno de Argentina se ha unido a las últimas tendencias en la cría intensiva de animales y ofrece subsidios para la construcción de nuevos corrales de engorde con capacidad para confinar a decenas de miles de cabezas de ganado.[12]

Mientras tanto, cerca de un 97% de los abastos mundiales de soya se destina a alimentar al ganado; y Argentina se encuentra entre los principales exportadores de este cultivo. Paraguay, su vecino del norte, es también uno de los mayores productores mundiales de soya, y ha dedicado 6.4 millones de acres (2.6 millones de hectáreas) a su cultivo. El éxito de esta actividad, sin embargo, ha conllevado graves costos sociales para el país. Cultivar alimentos para la cría intensiva de animales en otros países ha causado estragos enormes en el medio ambiente de Paraguay, ha desplazado a comunidades y ha generado revueltas laborales en las que algunas personas han resultado heridas o muertas a manos de escuadrones paramilitares contratados por los productores industriales.[13]

exporting_content4La India: En 2008 Tyson también adquirió una mayoría de las acciones de Godrej Foods Ltd., una compañía con sede en Mumbai, y espera obtener ganancias de $50 millones al año por la venta de carne de pollo en toda la India. Sin embargo, Tyson podría encontrarse con que la sociedad de la India es menos propicia que la brasileña a sus esquemas de integración vertical, ya que un 65% de los indios trabaja en el sector agrícola y el gobierno regula estrictamente el tamaño de las fincas. La estrategia de dominación vertical de Tyson deberá enfrentar verdaderos desafíos en un país en el que 780 millones de personas viven de la producción de alimentos.[14] Aun así, el consumo de carne (especialmente la de pollo) está aumentando en la India conforme aumenta el ingreso de la población, y las franquicias de comidas rápidas tipo “drive-through” (comprar sin bajarse del automóvil) se están extendiendo a una tasa exponencial, por lo que los directivos de la compañía calculan que la creciente demanda de carne en conjunto con medios de distribución más convenientes les depararán beneficios en el largo plazo.

exporting_content5China: La industria de las comidas rápidas genera en la actualidad unos $28 mil millones en China; país en el que han abierto más de 900 y 2000 locales de McDonald’s [15] y KFC [16] respectivamente. Esto no es de sorprender puesto que China es uno de los países con más rápido crecimiento económico en el mundo y una floreciente clase media que percibe a la carne como un símbolo de estatus social que representa riqueza y privilegio (semejante a la percepción de los consumidores que ascienden en la escala social en muchos otros países en desarrollo). Para satisfacer esta demanda de alimentos de origen animal, China ha querido atraer la inversión de grandes compañías agroindustriales, tales como Tyson, Smithfield Foods y Novus International, y está en camino de convertirse en uno de los países con mayor consumo de carne en el mundo. Sin embargo, tras la creciente tendencia de la sociedad china por emular una dieta al estilo occidental, se cierne un legado de daños ecológicos producto de las prácticas agrícolas insostenibles que se utilizan, lo que arroja una oscura sombra sobre el futuro que podría tornarse aún más tenebrosa. Esto porque, aun cuando la cría intensiva de animales no se ha convertido todavía en el principal método de producción de carne en China, cerca de un millón de acres (405 mil hectáreas) de pastizales se convierte en desiertos cada año en China a causa del sobrepastoreo y de la agricultura intensiva, y porque China sobrepasó a los Estados Unidos en 2008 como el principal emisor mundial de gases de invernadero.[17] Si la cría intensiva de animales se extiende por toda China, dichos problemas, y muchos otros, tendrán consecuencias más devastadoras, y no solo para sus 1.3 mil millones de habitantes, sino también para el resto del mundo.

Los animales, las personas y el planeta han sufrido por décadas las graves consecuencias de la cría intensiva de animales, tal como esta se practica en el mundo occidental, así que exportar este modelo empresarial de producción masiva tan solo puede exacerbar los problemas éticos, ecológicos y sociales que trae consigo. Las implicaciones de que las Operaciones Concentradas de Alimentación de Animales se extiendan por todo el mundo resultan especialmente inquietantes debido a que la mayoría de los países en la mira de las transnacionales agroindustriales cuentan con aún menos regulaciones sobre el bienestar de los animales, el ambiente y las condiciones laborales que los Estados Unidos o Europa, por lo que los abusos inherentes a la cría intensiva de animales no harían más que empeorar. Al apoyar a los activistas que luchan en los países en desarrollo por promover un estilo de vida vegano y por evitar que estas industrias logren establecerse en sus países, estaremos contribuyendo a impulsar un cambio positivo, incluso cuando lo hagamos a título individual.

Referencias: 

[1] “World Population: 1950-2050.” U.S. Census Bureau, International Data Base. 2010. https://www.census.gov/population/international/data/idb/worldpopgraph.php (8/22/17)

[2] Abramovitz, Janet N. “Vital signs 2002: the trends that are shaping our future.” Worldwatch Institute. 2002. http://books.google.com/books?id=aLMDxW8bcEEC&pg=PA28&lpg=PA28&dq=meat+consumption+increased%20fivefold%20since%201950&f=false(11/14/2010)

[3] Weis, Anthony. 2007. The Global Food Economy. Retrieved 3/21/2013 from http://books.google.com/books?id=yxLblqMoBiEC&pg=PA19&lpg=PA19&dq=%2255+billion%22+animals+slaughtered&source=bl&ots=5JYxh5pGxU&sig=_mO6ajoWTsh00cCBGwgwFXKyB4Y&hl=en&sa=X&ei=qckVUY3DForirQG-vYCABw&ved=0CC0Q6AEwADgK#v=onepage&q=%2255%20billion%22%20animals%20slaughtered&f=false

[4] Bittman, Mark. “Rethinking the Meat Guzzler.” The New York Times. 2008. http://www.nytimes.com/2008/01/27/weekinreview/27bittman.html (11/14/2010)

[5] Leonard, Christopher. “Don Tyson says meat company seeks global growth.” USA Today. 2008. http://www.usatoday.com/money/economy/2008-11-02-642704429_x.htm (11/14/2010)

[6] Philpott, Tom. “Don Tyson details plans to export the U.S. meat model to global south.” Grist. 2008. http://www.grist.org/article/meat-wagon-all-the-worlds-a-cafo/ (11/14/2010)

[7] “Tyson Foods profit drops, but sales rise.” MSNBC. 2009.  http://today.msnbc.msn.com/id/34106335/ns/business-earnings/ (11/14/2010)

[8] Leonard, Christopher. “Don Tyson says meat company seeks global growth.” USA Today. 2008. http://www.usatoday.com/money/economy/2008-11-02-642704429_x.htm (11/14/2010)

[9] Hendrickson, Mary and Heffernan, William. “Concentration of Agricultural Markets.” Department of Rural Sociology, University of Missouri. 2007. Retrieved 3/21/2013 from http://www.foodcircles.missouri.edu/07contable.pdf

[10] Leonard, Christopher. “Don Tyson says meat company seeks global growth.” USA Today. 2008. http://www.usatoday.com/money/economy/2008-11-02-642704429_x.htm (11/14/2010)

[11] Forero, Juan. “Day of the Gaucho Waning in Argentina.” The Washington Post. 2009. http://www.washingtonpost.com/wp-dyn/content/story/2009/09/09/ST2009090903489.html?sid=ST2009090903489 (11/14/2010)

[12] Hayes, Muriel Elizabeth. “Argentine Feedlots Are There to Stay.” BEEF. 2008. http://beefmagazine.com/marketplace/1230-argentine-feedlots/?smte=wl (11/14/2010)

[13] Wasley, Andrew. “Deforestation and the true cost of Europe’s cheap meat.” The Guardian UK. 2009. http://www.guardian.co.uk/environment/2009/oct/16/deforestation-europe-cheap-meat (11/14/2010)

[14] Leonard, Christopher. “Don Tyson says meat company seeks global growth.” USA Today. 2008. http://www.usatoday.com/money/economy/2008-11-02-642704429_x.htm (11/14/2010)

[15] MacDonald, Mia. “Skillful Means: A new report from Brighter Green.” Brighter Green. 2008. http://www.brightergreen.org/entry.php?id=51 (11/14/2010)

[16] Watts, Jonathan. “More wealth, more meat. How China’s rise spells trouble.” The Guardian UK. 2008. http://www.guardian.co.uk/environment/2008/may/30/food.china1 (11/14/2010)

[17] MacDonald, Mia. “Skillful Means: A new report from Brighter Green.” Brighter Green. 2008. http://www.brightergreen.org/entry.php?id=51 (11/14/2010)

(English) (English)

Upcoming Events

<< Nov 2017 >>
lmmjvsd
30 31 1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 1 2 3

See all events

(English) Take our chocolate list with you

(English) Food Empowerment Project's Chocolate List is available as a free app for your smart phone (or see our chocolate list webpage).

Take a moment to download the app:

Get it on Google Play Download_on_the_App_Store_Badge_US-UK_135x40_0824